¡Lo más vendido!

Autores

 Rodrigo Ratero

Madrid, 9 de octubre de 1981

Algo que dice mucho de Rodrigo es su amor por el cine y sus gustos eclécticos y sin complejos, que van desde el Giallo de Darío Argento, hasta la feroz e inquietante cinematografía de Takashi Miike, pasando por el director de culto John Carpenter, que le apasiona. También habla bastante por él su música, la música punk, con la que más se identifica. Además, por supuesto, la literatura ha tenido y tiene especial relevancia en su formación autodidacta y poco convencional. De cualquier modo, su personalidad curiosa y desinhibida ha hecho que ninguno de sus gustos acaben cerrándole el paso a cualquier género o estilo artístico susceptible de divertirle o de despertar su interés. Él se siente tocado en el corazón por millones de cuestiones mas allá de las que le privan, y así completa su carácter, tan inquieto como sensible, que no sensiblero, y siempre sagaz, ácido y risueño. Como él díria, desde chinorris ya escribia guiones para los cortos que dirigía con la ayuda de los colegas y siempre se ha nutrido de las mejores fuentes literarias, hasta llegar a escribir sus propias obras. Multiples narraciones, guiones de cine como el de Terrario, dirigida por Jesús Mora, y su primera novela Maestro pocero, en la que se entremezclan visiones ajenas o tocantes al lector, que para su perplejidad, describe de forma cercana y familiar.


Rodrigo Ratero pasó su infancia y juventud en Ciudad Rodrigo, una etapa que vivió dedicado poco o nada a los estudios, pero entregado a saber todo de la música que le gusta y del cine que le atrapa. Con los colegas o en solitario ha buscado y encontrado vetas de distracción en las que sumergirse dentro de estas dos formas de expresión que le cautivan ahora tanto como entonces. Con los años ha pasado largas temporadas en Madrid, ciudad que conoce como la palma de su mano, y por la que uno se lo puede cruzar en cualquier momento que no esté por cualquier otro punto de la geografía. Bilbao, Mallorca, Logroño, o Salamanca, son algunos de los sitios por los que se pierde con la contraria devoción que pone un hermitaño en perderse... A él le gusta encontrarse con todo el mundo y conocer a toda clase de personas en todo momento. Hoy es buscado todavía por el gobierno y sobrevive como escritor de fortuna. Si usted tiene algún problema y se lo encuentra, quizá pueda contratarlo.



Mostrando 1 - 3 de 3 items
Mostrando 1 - 3 de 3 items